sábado, 19 de noviembre de 2016

De la previa de Valencia

Cabeza, cabeza y más cabeza, que por algo me hice una dilatación en el flequillo para tenerla despejada. 


Mañana sin duda, será un gran día. Hemos entrenado mucho y todo lo bien que la salud nos ha permitido. Hemos dado todo en cada entrenamiento, un día tras otro y luego otro más.

En unos llovía, en otros nos quemaba en Sol, en otros hacía fresquete o incluso frío.

Pero en todos y cada uno de ellos, por muy duros que fueran, por mucho que las piernas cargadas, le estrés del día a día o algún dolor rebelde nos atacara. En todos, hemos sabido siempre lo que teníamos que hacer y cómo lo teníamos que hacer, gracias al buen trabajo del míster.

En este Maratón además, he tenido la suerte (una vez más) de entrenar con grandes compañeros. A veces de mi grupo de entrenamiento (Gente Kañera) a veces de la compe (Gente Yusepera) y en otras con el grupo de uno de mis clubs (www.triguada.org). Lo que siempre e sin estímulo y una garantía de buena compañía, de algún pique sano de vez en cuando, pero sobre todo de risas, chistes, chascarrillos o miradas cómplices que son otro aliciente en esto del correr.

La salud, ay madre la salud. Todo empezó con un catarro. La tos no se iba, visita al médico y me manda medicación.
Termino con ella, nueva visita y me dice: "Estás hecho un chaval" (vaya cosas, eso yo ya lo sabía). 

Menos de una semana sin tomar nada y la tos al ataque de nuevo. Vuelta al medico y más medicina. Llegamos al último día de medicina el jueves pasado. Visita al dentista para una revisión. Diré aquí, que todas las veces que fui al médico, le advertí de molestias en una encía. Siempre me dijo lo mismo "te has mordido". Yo pensaba "que manías tengo cuando duermo".

Pero volvamos al jueves, revisión con algo raro. Radiografía y exploración: tengo una infección con su correspondiente fístula (no eres el único, yo también creía que salían en otro sitio). 
Su solución: Antibiótico nivel Dios. Le informo que corro este domingo: "como veas, te merma más el rendimiento la infección que el antibiótico, sin quitar que la tos te viene de ahí, al frenar la fístula a la boca y puede extenderse la infección a nivel pulmonar, etc" 

Mi solución: ni el Antibiótico (que como ya supondrás me estoy tomando) ni la infección, van a poder con un Sacedonita.

Por tanto ahora mismo, 20:08 del sábado, voy sentado en el coche 4 del AVE, camino de Valencia.

Y mañana, uy mañana, a las 8:30 saldré zumbando hacia meta, con cabeza y con paciencia, midiendo cada paso y cada pulsación. El objetivo es claro terminar mi noveno Maratón. 

Es posible que no sea en el que mejor momento llego, debido a un cúmulo de circunstancias. Pero también es posible que sea en el que demos la campanada, puesto que alguna sorpresilla daré, sino al tiempo.

Que la fuerza te acompañe. 



1 comentario:

  1. En este la armas. Tengo un pálpito de esos, jaja.
    Amalio

    ResponderEliminar