domingo, 18 de septiembre de 2016

DE EL CASAR 2016

Verano atípico este de 2016, no porque haya nevado, que no ha sido el caso, sino porque por un lado he estado sin correr un mes completito (29 días para ser exactos sin echarnos una zancada a la boca, desde el 20 de junio al 19 de julio) y por otro, una vez iniciada la temporada, me "autoimpuse" otro parón por motivo vacacional estando sin corre desde el 4 de agosto hasta el 18.

Foto RunOnline. Equipo Velociraptor. 
Las vueltas, como todo en la vida (sino que se lo pregunten a Contador) no siempre son fáciles. En cualquier caso, parece ser que que hemos asimilado bien el descanso y el entrenamiento, más allá de algunos problemas que quien sabe si "que más da, son cosas de la edad" o de este voy y vengo.

En resumen, nos hemos plantado en septiembre y en plena semana de ferias, una lumbalgia quería interponerse entre mi persona y mi participación en el Casar. Y como decía aquel romance, quizá fue la pena (descansar el miércoles 14) o la falta de hierro (visita al fisio ese día, con agujas por doquier), el caso es que ningún día nos tocó ir de entierro, puesto que se pudo completar la semana que además de "feriada", tenía lo suyo en cuanto a entrenamiento (16 quijotes para el jueves, que pude merendar en compañía del gran Tito).

Nos plantamos por tanto en el Casar, un sábado cualquiera para rodar un poquitín al principio y salir arreando. Y allí, "a mano derecha según se va al cielo" el tablao más que montado por Frascuelo, parecía montado por el mismísimo  Eolo. 

En lo primera vuelta aun conseguí acomodo en un grupo. Sin embargo en la segunda por poco me quedo sin "entender el despertar", así viendo que Angel me pisaba los talones, opté  por esperarle con el afán de tirar juntos el último kilómetro y sprintarle en meta. 

Sin embargo, en ese kilómetro nueve,
 "mientras palmeaba farrucas,
 se escapó el flato,
 con un cura pupas, 
de clínica propia
 y Rolls de contrabando.
 Y, entre palma y palma, 
Angel en meta fue entrando,
 entre cantares
 por soleares"

En resumen puesto 30 de la general y quinto de viejunos, con 39:55 para 10 km justos justitos (bueno 9:98 en el Evangelio Kilomético  según San Garmin). Se podría decir que salvado por la campana. 


Felicitar a mis compañeros de club que casi acapararon los trofeos y en especial a Javi Rosado ganador absoluto y tiempazo y a Dolo, ganadora absoluta. Así como a la excelente organización. 

Esta semana Pareja, seguiremos con el objetivo puesto en Valencia. 

Que la fuerza te acompañe. 

domingo, 19 de junio de 2016

DE LA CARRERA DE VILLANUEVA. QUE NO SE TE VAYA LA SANDÍA.

Cuesta abajo intentando no perder comba. Foto de la organización.
Y llegó la carrera de las cabezas cortadas, en las que como homenaje al nombre la misma, no usé gorra.

Con lo que con la testa al aire en modo sandiero (me corté el flequillo para la ocasión), me presenté en Villanueva, en compañía de Laura y de David.

Saludos por doquier al comienzo (andábamos con prisa y no podríamos quedarnos al final), poco calentamiento y salida.

La noche anterior, había trasnochado por culpa del Maratón de los Cuentos, habiendo rematado la noche del sábado con un entrenamiento a pie (caminata desde el Infantado hasta San Roque y vuelta a empezar a eso de la una y media de la mañana), no sabía como andaría la cosa, o más que andar la cosa (que la cosa se debe usar para otra cosa, valga la redundancia), como correría yo.

Arranqué en modo reservón, puesto que no quería que se me fuera la sandía. Hice el primer kilómetro en 4M17S. Como quiera que me vi con ganas, cogí ritmo y en compañía de un corredor de Alcalá, comenzamos a remontar posiciones.

Cuesta para arriba, cuesta para abajo y poco llano, así hasta el final, como caracteriza a esta carrera de Villanueva de las Cuestas (dicho sea con todo el respeto por la Villa), puesto que la Torre no la vemos nunca y nunca salimos de "cuestear".

Pasado el repecho de los autos locos, me lanzó en los dos últimos kilómetros a la caza de los que iban por delante, distinguiendo delante de un grupito de 3 o 4 corredores a Verdeal y mi compañero Bonilla.

Conseguí hacerme con la testa (que diría el sin par Peñu) del grupito y de  Verdeal, pero Bonilla se me resistió (enhorabuena Antonio), pese a que esos dos kilómetros finales, los corrí en 3:48 y 3:42.

Tiempo final 39:27 (según mi reloj, 39:32 según la organización que no facilita tiempos netos).
Puesto 42 de 312  y 10 de mi categoría. Mi mejor tiempo en esta carrera.

CLASIFICACIONES DE LA CARRERA DE VILLANUEVA 2.016.

Felicitar a mis compañeros de Club, que consiguieron la victoria en chicos. Y a mis compañeros de entrenamiento que lo hicieron fenomenal, en especial Nuria, Elena y Laura (las supernenas).

Como siempre encantado de correr en tierras y cuestas de Villanueva y de saludar a mis amigos del Club de las Cabezas Cortadas.

La Organización de 10, felicidades a todo el club, en especial para Coco y sobre todo para mi amigo J.F. Valencia, con el que no pude deparar al no poder quedarme mucho tiempo. Es una pena que una persona tan amable e inteligente, no entienda mucho de fútbol. Y es que a todos, de vez en cuando se nos va la sandía.

Que la fuerza te acompañe.






DE LA CARRERA NOCTURNA DE GUADALAJARA.

Con los compis de entreno.
Y llegó la hora de correr con nocturnidad por las calles de Guadalajara.

En este caso en la III Carrera Nocturna. He de decir que por unas cosas o por otras no había podido participar en las dos primeras, pero la experiencia de gustó.

Salir a las 10 de la noche a disputar una carrera con cerca de 600 personas es una experiencia muy agradable.

La carrera en si, me dejó un buen sabor de boca, pese a que fui todo el rato detrás de un grupito y no fui capaz de echarle mano. Simplemente iba recogiendo a los integrantes que se disgregaban del mismo.

Resultado final puesto 29 en 45M48S.

CLASIFICACIONES DE LA III CARRERA NOCTURNA DE GUADALAJARA: http://www.evenchip.com/images/nocturna2016_general.pdf

Hay que dar la enhorabuena a los ganadores Ricardo Serrano y en especial a Dolo, así como a Javi Cañadillas segundo clasificado.

Con respecto a la carrera en si, aún estando bien organizada, creo que tienen algún punto de mejora que en mi humilde opinión y siempre con ánimo constructivo, voy a enumerar.

A.- Puntos kilómetros, no se veían nada de nada. De hecho me enteré de que estaban marcados a la semana cuando los he visto pegados en las farolas. Creo que deberían marcarse mejor e iluminarse igual pegando las pulseritas estas que nos entregan.

B.- Puntos de agua. Creo que debería haber habido dos uno al final de la "ruta del colesterol" y otro sobre el kilómetro 7.

C.- Ruta del colesterol. Creo que dado que por arriba no se ve casi, se debería correr por abajo por el carril bici, si no se quiere entorpecer al tráfico. Evitas polvo a los corredores y pisadas en falso.

D.- Distancia. Creo que lo ideal sería cuadrar la distancia a 10Km justos. Dado el recorrido, no costaría mucho, hacerla pasar por algún otro punto de Aguas Vivas (yo subiría Clara Campoamor y Bulevar de Entrepeñas, que le daría mucha vistosidad, con las terras, etc).

E.- Categorías. Creo que siempre está bien que además de 3 primeros de la general, haya trofeos por categorías.

F.- Resultados. No vi (igual estaba y yo no lo vi), los resultados en meta. Normalmente a la gente le gusta el hecho de tener un panel y verlos al poco de entrar, como ocurre en todas las carreras del Circuito de la Diputación, sin ir más lejos.

En cualquier caso, como decía son opiniones personales y que para nada empañan que la carrera me gustara y que volvería a repetir. Me encantó subir la cuesta de San Miguel, llena de gente, al final de la carrera, pese a la dureza de la misma.

Que la fuerza te acompañe. 

martes, 7 de junio de 2016

DE COMO el CASO acabó en DUELO.

Como te indicaba ayer, el como fue la cosa, terminó en un caso,con muerto y todo. Y siempre que hay un muerto, debe haber un duelo. Aunque el muerto seas tu mismo (escribo esto desde ultratumba, es lo bueno de los nuevos ataúdes con Bluetooth).

Desde mi fallecimiento el domingo, me he preocupado por mirar estas cosas. Así he visto que hay varias formas de celebrar los duelos, de hecho ya en la Biblia se habla de las lamentatrices (no confundir con meretrices) o plañideras. Lloronas que fueran mandadas traer para el funeral y duelo del profeta Jeremías. Para ver que cumplían con su labor, llevaban incluso un vaso donde debían depositar las lágrimas (lacrimatorios se llamaban), que luego acompañan al finado en su viaje al más allá.


Cogeremos otra acepción de duelo puesto que no somos profesionales en lo del correr. Ni en lo de morirnos claro, yo de momento solo me he muerto 8 veces. Me quedan al menos 10 o 12 más, y es que los Padawanes tenemos más vidas que los gatos.

Por tanto en este caso el duelo va a ser ejecutado, con zapas y a lo loco. 

La Hostilidad vs La Fuerza con Valencia como testigo. 


Así en el próximo noviembre, por ser más concreto el día 20, habrá que luchar (en el sentido amable de la palabra) con el amigo Peñu, por intentar ambos bajar de 3 horas en el Maratón de Valencia. 

Será un duelo, sin espadas láser y en el que con independencia de quien entre antes en meta, esperemos que salga derrotado el reloj y que no traspase los 180 minutos desde que den la salida.

Eso si, los traspase o no, propongo a mi amigo Peñuelas, que el que pierda de ambos, pague unas cervezas y unos "alcahueses" después de la prueba.

Te dejo, que aquí abajo, a 3 metros bajo tierra, hay poca cobertura y encima se me está acabando la batería y me tiene que durar toda la eternidad.

Que la fuerza te acompañe. 








DE CÓMO la COSA pasó a ser un CASO.

Habíamos dejado la cosa en el momento en que se dio la salida, repitiendo que no es lo mismo que se de la salida a la cosa, a que la cosa esté salida.Que estas cosas las carga el diablo.

Pues bien, al principio el caso no fue tal, y es que "non mortui, nullum crimen habentes". Pero a partir del km (hasta entonces todos los kms entre 4:11 y 4:16), no se si "fue la pena, o la falta de hierro. El caso es que un día, nos tocó ir de entierro." . 

Vamos, que el caso se desencadenó y el muerto apareció y como en una partida de mus, cuando no encuentras al membrillo, te das cuenta de que eres tu. En este caso, el muerto era yo. En este caso, no se si fue la humedad (estaba chorreando por todos las cosas, casos y zonas de mi escaso cuerpo), o el aire que entraba del puerto, pero no podía con el ritmo.

Tratar de luchar para salvar el Caso, pero la verdad es que era un caso perdido. Hasta el 17 como pude mantuve el tipo haciendo la goma de un grupito. Pero ni goma, ni lucha, el caso se desencadenó y el muerto lo era por ahogamiento. 




Intenté el boca a boca, parando a hacer un pis y para tomar aire (no recuerdo si también lo expulsé, ya sabes que de vez en cuando se escapa alguna flatulencia). 

Ni con pis ni sin pis, el caso tenía remedio, con pis porque me paró y sin pis porque me muero. Arrancada de nuevo e imposibilidad manifiesta de que los kilómetros fueran en el tiempo marcado: 4:22, 4:25, 4:28, nueva parada y no había manera. Paso por la media en 1:31 (1:32:24 según la organización, lo que había parado más de un minuto) y el caso no tenía más solución que la esperada.

Sacó mi Excell mental y calculo que con suerte y si el caso no va a peor (el muerto no empeora), andaré entre 3:05 y 3:10. Con lo que al pasar por el hotel, optó por dar carpetazo al caso. 

Creía que todo estaba a mi favor, había entrenado bien, llegaba bien de forma, el Madrid había ganado la Undécima y había usado camisetas del Real Madrid todo el mes. Por tanto creía que me lo merecía. Pero las pruebas deportivas no se merecen, se han de ganar (mi victoria en este caso era mi MMP sub 3). Es una lección que algunos han aprendido hace poco y que a nosotros nos enseñó el PSV hace ya casi 30 años.

Pero volvamos al caso, los últimos kilómetros, habían sido kilómetros de zombie, pensamiento vacío y ganas de acabar. es lo que tienen estos casos, cuando te has muerto y sigues corriendo es que eres un Z. 

Un CASO Z.

Pero este Z, volverá a las andadas y por tanto a las corridas (no pienses mal) y en Noviembre, atacará de nuevo su reto, para que la cosa, no sea un Caso.

Que la Fuerza te acompañe. 



lunes, 6 de junio de 2016

DE COMO FUE LA COSA EN LAREDO.

Como decíamos ayer (Fray Luis de León dixit), Laredo iba a ser mi Maratón aunque yo todavía no lo sabía.

Como para saberlo estaba la cosa, pero antes de describir la cosa o como estaba la cosa,  vayamos a la descripción (subjetiva y paradigmática) de los hechos y por tanto de la cosa también, aunque hay gente que cree que "la cosa" es otra cosa y es que hay gente con la mente sucia, que no piensa en otra cosa.

El día previo, ya andábamos por tierras, playas, lluvias y bochornos "laredanos" que no presagiaban nada bueno, ni para la cosa, ni para el dorsal 138 dueño de la cosa (aunque no siempre, puesto hay veces que toma vida propia y hasta ahí puedo leer).

Amaneció bien el día y me encaminé caminando (valga la redundancia) a la salida. Una vez allí, café de reglamento y visita al baño; la cosa era aligerar peso. 

Cuando salgo, el locutor  o más bien speaker para RAI, que gusta de usar anglicismos, como gustaba de hacer series, cuando tenía entrenador personal (que lo tuvo) aunque ahora reniegue de ambas cosas y es que memoria que tiene la cosa.

Como decía el del micro (no describiré si tiene o no forma de cosa), aterroriza a los humildes populares, con los CVs y proezas del resto de corredores. Pero yo a lo mío y con mi cosa, calentar lo justo, la vaselina por orificios y pliegues diversos (algunos cercanos o colindantes a la cosa). 

Hasta que se dio la salida a la cosa, que no es lo mismo que decir que la cosa estaba salida. 

Pero dejaremos la cosa para más adelante, que se está calentando.

Que además de la cosa, que la fuerza os acompañe. 


jueves, 2 de junio de 2016

DE LAREDO VA A SER MI MARATÓN AUNQUE YO TODAVÍA NO LO SEPA.

Pues como el que no quiere la cosa, la cosa llegó como llegan las cosas que no tienen mucho sentido.
Y un amigo común que los vio, donde habita el olvido.



Porque es posible que no tenga mucho sentido el afrontar un Maratón a cuatro vueltas. Incluso tendría menos sentido si las cuatro, casi que fueran ocho, porque realmente es un circuito de cinco kilómetros con "voy y vengo".

Pero sin embargo todos tendremos una pregunta en el aire ¿tiene sentido hacer un Maratón?

Pues eso, Laredo va a ser mi Maratón aunque yo no todavía no lo sepa.

Y lo va a ser, porque es el Maratón en que más a punto llego y con menos kilómetros. Con lo que habrá que usar la fórmula de siempre, correr hasta echar la pota y luego a tope. Y si la cosa va mal, yo me voy a Sacedón.

Aunque ese correr hasta echar la pota, realmente sea tirar de Excell y hacer caso al gran maestro Kaña, saliendo a 4:20 los primeros 5 kilómetros, para calentar y luego intentar marcar un ritmo de crucero de 4:12 diciendo aquello de "Vamos Real hasta el Final".

Que la fuerza os acompañe.